EN AÑO 1864

Cartas a Rosales


Inicio

 

CARTA DE JUÁREZ A ROSALES

 

El presidente Juárez estaba indignado por el cuartelazo al general García Morales; el 29 de octubre envió una carta a Rosales, pidiéndole diera su reconocimiento. Al estado de cosas que reinaba Sinaloa.

“Mucho celebro que usted mismo, con su buen juicio, conozca que no ha habido legalidad en todo lo que se ha hecho para desconocer al Sr. Morales. Y me hace esperar que la resolución que el gobierno ha dictado sobre este negocio. Dará el resultado que me he propuesto y es que la paz y el orden legal se restablezcan en ese estado. Utilizándose en la defensa Nacional. Los servicios de usted y de todos los que empuñen las armas en ese puerto El gobierno no puede, sin faltar a su deber, dar su aprobación a la destitución violenta de un funcionario que el mismo gobierno nombró, y a quién solo el gobierno, podía quitar legalmente.

Si había razones poderosas para que el Sr. García Morales dejara el mando debieron exponerse en un modo racional.

            CARTA QUE LE ENVIA CARMONA A ROSALES

 

“El orden de los sucesos me han destinado para establecerme en esta plaza, y como usted, debe suponerlo vengo rodeado de elementos más que suficientes para abrirme paso…..usted… Comprende, querido amigo, cual es su posición con el presidente Juárez, usted… jamás podrá aunarse con el General Corona, único jefe militar que pudiera robustecer sus intentos pero diametralmente opuesto a los rectos y puros procedimientos de usted., por su relajada, vandálica conducta; esta circunstancia ha dado de nuevo todo el realce debido á su acendrada virtud, y le ha dejado para la nueva era que recibe nuestro país, un lugar distinguido que anticipadamente aplauden sus amigos. Por otra parte, el señor Comandante superior de Mazatlán y el señor comandante en jefe de esta expedición han visto con indignación el decreto en que D. Benito Juárez  pone a usted fuera de la ley, juzgando este hecho como atentatorio e injusto; ellas tienen el más vivo interés en ver a usted. Aliado al nuevo orden de las cosas, orden en que positivamente impera la equidad y la justicia; yo con el derecho de la amistad le exhorto a usted, a una adhesión inmediata.-

                                                                                JORGE CARMONA

19 DE DICIEMBRE DE 1864: Había fondeado por el puerto de Altata, un buque de guerra francés “el Lucifer” comandada por Gazielle.

Una expedición filibustero llamada franco.-mexicana, compuesta por 700 soldados; 300 mexicanos, 400 franceses, zuavos, argelinos al mando de los traidores.

Comandante: Jorge Carmona Aventurero Español General: Domingo Cortés y el Capitán del Puerto de Altata; Alejandro Santa Cruz

 

EL GOBERNADOR Y COMANDANTE GENERAL DEL ESTADO DE SINALOA CORONEL: Antonio Rosales Flores. Inmediatamente hizo avanzar en observación, al escuadrón lanceros de Jalisco al mando de su jefe Francisco Tolentino.

Rosales pudo reclutar ciento y tantos mas entre aguadores, jornaleros mozos de cuerda y demás gente del pueblo, formo a sus soldados y les hablo en estos términos:

 

“Muchachos voy a defender a la patria, el que quiera seguirme que me siga, después dio la espalda y avanzó rumbo a Altata sin saber cuantos hombres le acompañaban ni efecto que sus palabras habían producido”, y con tan exiguo ejército salió el día 20, siendo su segundo en jefe el Coronel Joaquín Sánchez Román, y pernoctó en el pueblo de San Pedro, distante cinco leguas de aquella capital.

Al amanecer del 21 se emprendió la marcha sobre el enemigo  el cual había venido siendo hostilizado por nuestra avanzada, desde Bachimeto hasta Navolato, pero como los expedicionarios no salieron de los cercos y de los bosques en que se habían atrincherado, se retiraron nuestras fuerzas a San Pedro, bajo el vivo fuego de los dragones de Tolentino, que en su lenta retirada se mantuvieron sin cesar a tiro de pistola a sus adversarios. Dejando a la caballería encargada de provocar al  enemigo y conduciéndolo a un lugar despoblado, Y este en efectivo, a virtud de los hábiles movimientos del escuadrón.